7 formas de obtener un préstamo sin buró que si FUNCIONAN

7 formas de obtener un préstamo sin buró que si FUNCIONAN

Conseguir préstamos sin Buró

Todas las personas que hayan tenido en el pasado o tengan actualmente un crédito, pasan a formar parte de una base de datos financiero, que es lo que se conoce como el buró de crédito, donde se registra el historial crediticio de cada usuario. Para resumir, el buró de crédito es una empresa de carácter privado, independiente de instituciones financieras, comerciales o gubernamentales, cuyo objetivo principal es concentrar la información referente al comportamiento de personas físicas y morales en base a sus créditos solicitados, su manejo y su solvencia. Esta información esta copilada con el fin de proporcionársela a las empresas afiliadas al buró, tales como: bancos, arrendadoras, establecimientos comerciales, tiendas departamentales, compañías telefónicas, automotrices o de cualquier otra compañía que utilice los créditos como método de pago y cobro, con el objetivo de evaluar a quienes les han solicitado un servicio/crédito. Estos datos del buro son información confidencial, nadie que no sea una empresa afiliada al buro podrá tener acceso a esta información.

El buró se convierte en un soporte muy importante a la hora de tomar la decisión de otorgar un crédito, ya que permite hacer el perfil conductual económico del posible solicitante, lo que agiliza los trámites financieros de la persona cuando las empresas pueden tomar decisiones rápidas a la hora rechazar o autorizar un crédito. El sistema de la empresa privada procesa y almacena la información de los usuarios de los diferentes tipos de crédito a nivel nacional, tras cotejar todos los datos de cada persona, tales como nombre, registro federal de contribuyentes, direcciones, teléfonos y fecha de nacimiento, el buró recibe y organiza un reporte organizado con la siguiente información:

·       Como ha pagado

·       Cuando pago

·       Cuánto tiempo se atrasó en los pagos

·       Cuando volvió a pagar puntualmente

·       Cantidad de crédito que le otorgaron

·       Saldo deudor

Hay que aclarar que el Buró de Crédito no puede determinar si se le otorga o no un crédito a algún usuario, únicamente procesa, almacena y actualiza información, queda de parte de cada institución decidir si considera o no como sujeto de crédito al solicitante, de acuerdo a esta información. Es decir, solo facilita y agiliza la forma en la que se decide otorgar un crédito, o se rechaza, con solo consultar su historial crediticio, sea que se trate de una persona física o empresa.

Formas que funcionan

Para poder optar por un crédito en un banco, la persona debe tener un cierto perfil que demuestre que es capaz de administrar las facturas de sus tarjetas de crédito, préstamos bancarios y financieros. El cliente debe encontrarse lejos de tener deudas sin pagar o atrasos que se le hayan presentado ya que cuando este tiene un historial fraudulento, el banco instantáneamente debe negar la solicitud para protegerse a sí mismo de una futura estafa o de pérdida monetaria para la institución.

Así que, sabiendo esto, debemos saber que los bancos a menudo suelen rechazar una cantidad exuberante de solicitudes de créditos ya que los clientes que envían la solicitud no poseen un historial o perfil de confianza para el banco. Y para ello, las instituciones bancarias y entidades financieras tienen múltiples requisitos de estricta vigilancia en los cuales, cualquier incidencia puede ser motivo de negación o rechazo de la solicitud a un crédito.

Para quienes tienen un antecedente negativo en su historial de crédito, obtener un financiamiento urgente resulta casi imposible. Las numerosas trabas y negativas por parte de las instituciones financieras son un obstáculo difícil de sortear. Las dificultades económicas por la que atraviesa el país, así como los altos niveles de restricción impuestos por los bancos y entidades financieras para el otorgamiento de los créditos, hacen que los préstamos personales sin checar Buró sean la mejor alternativa para la obtención de liquidez inmediata y a muy bajo costo.

1.    Negociar una quita

La “quita” es un convenio entre el prestamista, sea este una financiera o un banco, y el que recibe el préstamo, que hace constar que el deudor se compromete a pagar un porcentaje de la deuda que carga y el acreedor, a renunciar sobre el resto del capital que presto. La entidad financiera utiliza este método como último salvavidas que ofrecer para no perder toda la inversión que realizo en el deudor, ofreciéndole un descuento que podría ir desde 30% hasta el 80% del total de la deuda. Siendo como un nuevo contrato que podrías pagarlo en uno o tres pagos de acuerdo a tus posibilidades y a la negociación que se realice con la institución financiera.

A pesar de que da la primera impresión de ser una solución “fácil”, antes de que la financiera llegara a la negociación de la quita con el cliente, primero el usuario tuvo que haber pasado varios meses de hostigamiento y presión por parte de los cobradores, además de que no es un “resuelto” para la deuda por completo. A pesar de que el problema inmediato ha sido solucionado, se refleja en un problema a futuro. El estatus crediticio de la persona queda en suspensión provisional de pagos, y su nombre queda fichado en el Buro de Crédito durante los próximos 6 años como deudor, además de poseer una mala nota en tu historial crediticio por parte de la financiera, donde advierte que has pagado de forma incompleta y que no eres un sujeto viable para recibir financiamiento de ningún tipo. Aunque se pase el tiempo especulado de 6 años con el fichaje de deudor, y se quite de tu registro, eso no garantiza que tu puntaje crediticio vaya a cambiar del puntaje negativo que ya posee, siendo aún una opción difícil de elegir con cada tramite de crédito futuro que se vaya a realizar.

Existen compañías que mitigan el efecto de negociar una quita, haciendo las veces de mediadores entre la empresa crediticia y la persona física o moral que adquirió la deuda, siendo una de las más famosas ‘Resuelve tu Deuda’.

2.    Pedir un préstamo online sin chequeo de buró

En internet existen una gran cantidad de entidades financieras que sirven para soluciones de préstamos urgentes, con distintos precios con respecto a sus préstamos, de forma rápida y segura. Aunque se tenga una pequeña necesidad puntual de dinero, aun se puede acceder a préstamos de hasta $2.000 mex. Ya que, para poder aprobar un crédito, no toman en cuenta el historial crediticio del solicitante, ni el estado de crédito que tenga con otras instituciones financieras, ni avales y sin fiadores o garante, ni ningún tipo de anticipo de dinero, razón por la cual se acorta significativamente el tiempo destinado para gestionarlos. Con la modalidad de otorgamiento de préstamos sin Buró, vía nómina y a través de un servidor web, se aprovechan las bondades de la tecnología para conseguir un trámite eficiente, ágil y rápido. Esto le ahorra a la persona el tener que dirigirse a una entidad financiera para realizar ningún trámite ni presentar requisitos complicado que pueda resultar en un crédito denegado, si no que basta con tener acceso a un computador o celular con conexión a internet, desde cualquier parte del país.

Son muchas las razones que motivan a una persona a buscar este tipo de préstamo, desde realizar un pago atrasado o cuota vencida, cubrir una deuda externa, hasta lo más banal como financiar alguna celebración, aprovechar la oferta de algún producto o como capital inicial que impulse algún emprendimiento, en especial si te garantiza el reembolso.

Solo necesitas ingresar a la web para presentar la solicitud desde casa, a cualquier hora del día y durante todo el año, elegir la alternativa que más te convenga entre las ofrecidas por los prestamistas y gestionar el crédito más fácil y rápido. Necesitando solamente (en la mayoría de los casos) contar con la mayoría de edad, tener tu Documento de Identidad vigente y ser titular de una cuenta bancaria.

3.    Bien inmueble como aval hipotecario

Las entidades bancarias cuando emiten créditos o prestamos de importantes cantidades de dinero, suelen pedir una garantía de pago en la forma de un aval, y la condición de la misma puede variar según la financiera que lo solicite, esta puede en forma de un bien valioso o ahorros monetarios. Ya no es necesario recurrir a este segundo (ahorro monetario) si se cuenta con un bien inmueble o un vehículo, además de que utilizar un bien como este agiliza y facilita mucho más el trámite, ya que los requisitos solicitados a cumplir se simplifican, pero tomando en cuenta que puedes solicitar el monto en base a una tasación general del mercado de tu inmueble o vehículo, o que la misma entidad financiera será la que realice el valúo y tasación y así decidir de cuánto será el préstamo otorgado.

Este tipo de préstamo es presentado por las instituciones financieras bajo diferentes nombres, pero con la característica común de ser de libre disponibilidad, esto significa que no se tiene que exponer las razones de uso detrás del préstamo y que se puede disponer de el sin limitantes de uso que bien podrían ser: pago de deudas, financiamiento de viajes, pagos de escolaridades, adquisición de nuevos bienes, dotación de mobiliario, inversión de bonos o divisas… Si bien sirve perfectamente para recibir ese respiro financiero deseado, se debe analizar profundamente cual será el fin del dinero obtenido por el bien hipotecado, ya que iguales posible perderlo en caso de no cumplir con su contrato y plazos de solvencia, lo que lo hace delicado dependiendo del bien en cuestión, si se trata de tu domicilio, pones en riesgo a futuro la vivienda que posees y la de tu núcleo familiar.

4.    Casas de empeño

Las casas de empeño en México están reguladas por la NOM-179-SCFI-2007 de Servicios de mutuo con interés y garantía prendaria; y que la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) protege a los consumidores que acuden con estos proveedores. En este sentido, las casas de empeño deben tener registrado su Contrato ante Profeco. En México hay más de 10 mil casas de empeño entre formales (registradas en la Profeco) e informales, ofreciendo intereses de entre el 50% y el 90%. Las casas de empeño que no persiguen fines de lucro se norman en la Ley de Instituciones de Asistencia Privada para el Distrito Federal. Otras casas de empeño son constituidas de acuerdo a las legislaciones mercantiles, que no forman parte del sistema financiero formal, pero están sectorizadas como una actividad económica. También en la fracción tercera del artículo 27 Constitucional y el artículo 2687 del Código Civil Federal.

El método de préstamos de una casa de empeño se realiza en la forma de ‘préstamo prendario’, esto quiere decir que la prenda o bien material que se tasa y otorga, la casa de empeño no tiene posibilidad de venderla. La transacción se maneja como un traslado de posesión, mas no del dominio. Siendo una transacción enfocada en la población con bajos recursos.

El proceso es sencillo y rápido, lo primero es acudir a una sucursal de estas empresas comerciales portando un documento de identidad (es necesario ser mayor de edad) con un bien de valor que podría ser: joyas y relojes de oro o plata, aparatos electrónicos como televisores, pantallas, consolas de videojuegos, monedas antiguas, automóviles, hipotecas… (la variedad y su recepción dependerá de la casa de empeño a la que se acuda) La casa, una vez realizada la valuación del objeto, determina de cuánto debe ser el monto del préstamo. Lo siguiente es el papeleo competente: condiciones del préstamo como fechas y formas de pago periódico, el pago final, la tasa de interés que se va a establecer, y más importante aun, se aclaran bajo qué condiciones se puede recuperar el bien o perderlo definitivamente. Se emite y se firma el contrato con todas las condiciones por escrito, y se emite la copia para cada una de las partes involucradas.

5.    Reunificar deudas

Dependiendo del estilo de vida de cada quien, es normal acumular el pago de varias deudas al final de cada mes, prestamos, pago de seguro, hipotecas, condominios, así como también deuda a pequeños prestamistas para cubrir gastos inmediatos anteriores, sin incluir los gastos fijos del día a día. Hasta llegar al punto de estar saturado económicamente cada mes y se busque una alternativa que libere de cumplir tantas cuentas por separado. Es en este momento que se acude a la reunificación de deudas, un sistema que consiste en agrupar todos los préstamos e hipotecas que tengamos contraídos en un solo préstamo, un único pago que evita que los intereses y el cúmulo de mensualidades te impidan cumplir con cada prestamista.

Es difícil conseguir algún banco tradicional que quiera asumir las cuentas de un cliente, en especial si este no tiene el historial crediticio totalmente limpio. Afortunadamente existen compañías enfocadas y especializadas justamente en este tipo de usuario, hacen las veces de representante que asume el pago de todas las deudas del cliente, siendo este el único cobrador futuro, algunos con capacidad de devolución en un plazo de hasta 10 años.

6.    Contar con un avalista

Es básicamente contar con una persona que se haga cargo del pago del préstamo que hayas solicitado en caso de que no se pueda responder por su propia deuda por cualquier motivo. Un avalista es la persona que hace las veces de fiador para garantizar el cumplimiento de las obligaciones económicas de su avalado. Por su parte puede ampararse en ciertos derechos generales que incluyen la obligación del acreedor de dirigirse primero ante el deudor que ante él, derecho a señalizar bienes del deudor con el que puede saldar la deuda, o dividir la deuda entre las diferentes personas obligadas al pago (en caso de que existan más avalistas para la misma persona), estos derechos pueden ser excluidos en caso de contratos financieros, pero aunque no cuente con estos en primera estancia, mantiene el derecho de reclamarle al avalado en forma de cantidades abonadas, interés o indemnización por perjuicios causados.

El tener un avalista o fiador trae consigo ciertas ventajas:

·       Acceso a un préstamo más elevado.

·       Capacidad de negociar tasas de interés mas bajos.

·       Permite acceder a plazos de devolución más ventajosos para tu negocio.

·       negociar otros detalles, como eliminar el coste por la amortización anticipada.

·       Brinda una imagen más profesional.

7.    Utiliza tu móvil como aval

PayJoy fue una idea innovadora en un mundo que tiene más arraigo cada día con el avance tecnológico, sus facilidades y su adquisición. Empezó como una idea innovadora enfocada solo en la compra financiada de celulares, con una identificación y una cuenta en Facebook, la fintech aprueba en cinco minutos el crédito para comprar un smartphone , el cual, el mismo dispositivo se convierte en una garantía en caso de impago, para garantizar de que el comprador salde la deuda. Para esto desarrollo una aplicación móvil que bloquea el uso del celular en caso de no registrarse pagos a acreedor, antes de entregar el dispositivo, la agencia autorizada instala la aplicación de bloqueo de Payjoy, que no se puede borrar ni ‘ hackear ’ (aunque se registra que un 1% lo intenta y un 30% de los clientes ya ha sufrido un bloqueo por retraso en pago). El 95% del negocio se basa en este modelo de financiamiento, el resto, gracias a la aplicación móvil, proviene de la renta del software a otras compañías, especialmente micro financieras.